Extraits des revues d’art du continent fournissant un accès aux flux RSS. / Los resúmenes de las revistas de arte del continente disponiendo un acceso RSS. / Os resumos das revistas de arte do continente proporcionando um acesso RSS.

Accueil > Art(e)info > Todo el mundo es un teatro, obras de la colección Goetz, en la Fundación (...)

Todo el mundo es un teatro, obras de la colección Goetz, en la Fundación Banco Santander

dimanche 22 février 2015, par Logopress - Editor

BarneyM_15_01“All the Word´s a Stage. Works from the Goetz Collection” (Todo el mundo es un teatro. Obras de la Colección Goetz) es el título de la exposición que, del 21 de febrero al 14 de junio de 2015, organiza Fundación Banco Santander en la Sala de Arte Santander de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte (Madrid). La muestra fue inaugurada el 20 de febrero con la participación de Ingvild Goetz, la coleccionista, Karsten Löckemann, comisario de la exposición, y Rodrigo Echenique, Vicepresidente de Banco Santander.

Esta exposición está considerada como un acontecimiento artístico ya que la Colección Goetz de Múnich es una de las diez más importantes del mundo, según The Wall Street Jorunal, y la más importante de Alemania.

“Todo el mundo es un teatro y todos los hombres y mujeres meramente actores ; tienen sus salidas y sus entradas…” dejó escrito Shakespeare en su comedia Como gustéis (1599). El comisario de la exposición, Karsten Löckemann, se ha inspirado en estos versos para elaborar el hilo temático de esta muestra que transporta al espectador al mundo del teatro, a su estética, su narración y sus estrategias. El teatro y las artes escénicas han ejercido desde tiempos inmemorables un enorme poder de atracción sobre los artistas plásticos. Así, las obras de esta exposición han sido cuidadosamente seleccionadas de los fondos de la Colección Goetz para ilustrar de manera ejemplar esta influencia de lo escénico en las artes plásticas.

Michael Kunze, Vormitag 1992-95.  Escultura, Jonathan Meese, General Pony. Sala de Arte SantanderLa mayor parte de los artistas presentes en la exposición han trabajado para el teatro o han colaborado en producciones escénicas concretas. A este respecto, cabe destacar a Matthew Barney, Cardiff & Miller, Stan Douglas, Elmgreen & Dragset, Jonathan Meese, Ulrike Ottinger, Laurie Simmons y Matthias Weischer. Su obra, en general muy diversa y a menudo multimedia, es la mejor prueba de los impulsos que el trabajo escénico puede ejercer en la creación artística.

Para Karsten Löckemann “la exposición muestra que el escenario sigue actuando, aún, en nuestra sociedad multimedia, como un resorte o una fuente de inspiración en las artes plásticas”. La intención, añade el comisario, “es que las obras conduzcan al espectador de una manera u otra a este diálogo entre arte y teatro, y que esta selección tan interdisciplinar sea capaz de trasladarlo a otra realidad”.

La coleccionista Ingvild Goetz explica que “aceptó con mucho entusiasmo la invitación de Fundación Banco Santander para ser la primera coleccionista alemana en exponer en la Sala de Arte Santander”. El espacio, añade Ingvild “no sólo brinda la posibilidad de presentar una muestra representativa, sino también la de centrarse en un enfoque temático que se hace visible en casi todas las técnicas artísticas”.

9. Ulrike OttingerSegún Borja Baselga, director de Fundación Banco Santander, “llevamos ya años trabajando en el apoyo al coleccionismo y la difusión del arte contemporáneo”, de ahí nuestro compromiso “para traer a esta Sala de Arte Santander las mejores colecciones de arte contemporáneo nunca antes vistas en nuestro país”. La Sala de Arte Santander, en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, en Madrid, acogerá esta muestra que incluye más de 90 obras de artistas contemporáneos que abarcan desde los años 80 hasta nuestros días. Será sin duda una oportunidad irrepetible para el público de contemplar un recorrido artístico que nunca se había visto antes.

LA EXPOSICIÓN

Entrar en la exposición es como adentrarse en un escenario durante un intervalo de la representación donde el decorado está a punto de cambiar, los actores deambulan entre bastidores repasando su papel y nunca está claro cómo será el desenlace.

A 27530A este mundo teatral nos da la bienvenida el impresionante y misterioso tríptico de Michael Kunze, Vormittag (La mañana), de casi seis metros de largo por más de tres de ancho, que nos sitúa en la tradición del gran estilo clásico de fachadas arquitectónicas. Veinticuatro figuras fantásticas casi oníricas se funden con el entorno creando un mundo a caballo entre la ensoñación y la realidad.

Alrededor de este tríptico se sitúan seis esculturas de bronce del artista Jonathan Meese, el enfant terrible del panorama artístico alemán. Se trata de criaturas fantásticas y personajes extraídos del mundo del cómic y de los videojuegos.

A continuación, la exposición conduce al espectador al diálogo entre teatro y arte a través de diferentes disciplinas. En primer lugar la fotografía, que ocupa en esta exposición un lugar privilegiado con un total de 42 piezas. Stan Douglas, Jeff Wall y Rodney Graham, los tres grandes representantes de la llamada Escuela Conceptual de Vancouver, están presentes en la muestra. Las cajas de luz de Wall parecen fotogramas de una película cuyo guión debe ser desarrollado por el espectador. Douglas mantiene una mirada documental impregnada de un interés social e histórico por los temas que trata, como se puede observar en Abbott & Cordova, 7 August 1971. Graham, a diferencia de Wall y Douglas, es también un maestro de la autoescenificación, en su obra Dance !!!!!, aparece perfectamente caracterizado a la manera de una escena típica del western americano.

Al frente, Hans, de Schinwald. Al fondo, Laurie Simmons, Fotos. Colección Goetz. Sala de Arte SantanderSeguimos con la fotografía para llegar a dos grandes artistas capaces de observar el espacio teatral o cinematográfico con una mirada casi documental. Por un lado, Hiroshi Sugimoto, que retrata salas de cine de los inicios de la cinematografía como si fueran espacios sagrados ; y por otro, Candida Höfer, que se ha dedicado durante largos años a fotografiar grandes salas de ópera y teatro desiertas. En esta línea de lo documental, las fotografías de la norteamericana Nan Goldin retratan lo fascinante y marginal del mundo de las drag queens.

De la fotografía volvemos la vista al vídeo arte, otro de los géneros más representados en la exposición. Ulrike Ottinger y Matthew Barney son los grandes narradores de la muestra, que convierten el medio cinematográfico en el escenario de un Theatrum mundi espectacular. Ulrike Ottinger, figura emblemática del Nuevo Cine Alemán, recrea en su película Freak Orlando un teatro del mundo poliédrico protagonizado por el personaje andrógino de Orlando e inspirado en la novela homónima de Virginia Woolf. Por otro lado, el artista estadounidense Matthew Barney en su Cremaster 5 cruza el proceso de la evolución biológica con elementos teatrales y crea con ello una epopeya operística en cinco actos. No dejará de sorprender el belga Hans Op de Beck, en su film Staging Silence, muestra cómo un par de manos anónimas construyen una y otra vez nuevos decorados con objetos simples y cotidianos. Dentro del vídeo arte, la norteamericana Catherine Sullivan se apropia en su obra Big Hunt de fragmentos de películas clásicas de Hollywood, donde la ausencia de voces resalta el conflicto de personajes complejos.

Lothar Hempel, Die schwarze Stunde 2004, Colección Goetz. Sala de Arte SantanderAntes de adentrarnos en las instalaciones de la exposición, Candice Breitz plantea en su videoinstalación Becoming, una reflexión sobre los medios de comunicación de masas, su influencia en la sociedad y de cómo existe un deseo preconcebido de semejarse al canon femenino establecido. Rosemarie Trockel en Manus Spleen IV (Las excentricidades de Manu) nos da la oportunidad de adentrarnos por primera vez en esta sala de arte en su faceta de videoartista.

La exposición conduce ahora al espectador al mundo de las instalaciones. La pareja Janet Cardiff & George Bures Miller invitan al visitante a participar en Playhouse y lo transportan al mundo del teatro como si fuera el único invitado en el palco de una ópera. Elmgreen & Dragset, uno de los iconos más importantes del ámbito artístico internacional, muestran en Go Go Go ! una tarima de baile desierta que plantea muchas preguntas al visitante. Pero quizás el espectador queda aún más confuso en Last Performance, donde se muestra un camerino vacío con una soga colgando del techo, una rosa marchita y una nariz de payaso.

Lothar Hempel y Hans-Peter Feldmann juegan con el espacio como escenario de sus múltiples figuras. En la instalación de Hempel aparecen varios personajes extraídos de la obra Los veraneantes de Máximo Gorki. La de Feldmann recuerda a un pequeño teatro de sombras en el que diferentes figuras proyectan formas móviles o estáticas sobre la pared.

H.Peter Feldmann, Schatten 2005, Sala de Arte SantanderTambién destacar las instalaciones de Paul Pfeiffer y Zilla Leutenegger. En Vitruvian Figure, Pfeiffer realiza una reproducción a escala del antiguo estadio de Wembley, aludiendo a la importancia de la imagen en los medios de comunicación de masas con el ser humano. Rondo, obra de Leutenegger, representa un análisis del tiempo y el movimiento a través de una videoinstalación en la que la sombra de la propia artista se proyecta mientras toca el piano y crea un juego de planos visuales.

Y aunque la pintura propiamente dicha tenga una menor presencia en la exposición, además de Kunze nos encontramos con otros pintores. Los delicados cuadros de Hiroshi Sugito aúnan la tradición pictórica de Japón con influencias occidentales e insinúan historias en reducidos ambientes teatrales. También, la obra de Matthias Weischer hace patente una acentuada pasión por los decorados, los patrones y la perspectiva.

Pero ¿qué sería del teatro sin los títeres y muñecos ? Los personajes de Laurie Simmons dan buena cuenta de ello. En The Music of Regret , un musical dividido en tres partes, hace que los protagonistas cobren vida y terminen lamentando oportunidades perdidas y errores del pasado. En el segundo acto, la actriz Meryl Streep encarna a la propia artista. El artista austríaco Markus Schinwald, en cambio, siente una debilidad por las marionetas, lo corpóreo, los vestidos y las prótesis. Asta Gröting en Die innere Stimme (La voz interior) muestra a un ventrílocuo charlando con un muñeco. Lo destacable de la pieza, que subraya la conversación que mantienen muñeco y ventrílocuo, son las voces que terminan por confundirse.

Y para finalizar la muestra, la obra de Johannes Wohnseifer, Trough the Green Door, deja la puerta abierta para que el espectador pueda decidir si ser actor o espectador de este teatro que es el mundo.

INGVILD GOETZ Y SU COLECCIÓN

Portrait der Kunstsammlerin Ingvild Goetz © 2009 Thomas Dashuber / Agentur Focus.Ingvild Goetz nació en 1941 en Kulma, al oeste de Prusia durante la Segunda Guerra Mundial, de donde tuvo que huir con sus padres y su hermano ante el avance de los rusos. Estudió ciencias políticas aunque su verdadera vocación era la de artista. En 1969 abrió su primera galería en Zúrich, “Art in Progress”, con la idea de realizar happenings de contenido político. Allí conoció a Ulrike Ottinger, artista presente en la exposición. A esta galería le siguieron dos más en Múnich y Düsseldorf pero, como confiesa, “era una pésima vendedora porque lo que quería realmente era quedarme con todo”. Su trabajo como galerista le permitió estar cerca de artistas, pero en 1984 decidió cerrar su galería y concentrar todos sus esfuerzos en el coleccionismo.

“Ha sido mi amor por el arte lo que ha alimentado mi pasión por el coleccionismo”, explica Ingvild, cuya colección cuenta con más de 5.000 obras de arte de casi todos los géneros artísticos. Con una amplia colección que hunde sus raíces en la década de los 60, y que se extiende desde el arte povera italiano, pasando por la pintura norteamericana de entre los años 60 y 80, hasta los “Jóvenes artistas británicos”, Ingvild ha reunido una colección tan completa como personal. No confía en consultores ni asesores y compra siempre basándose en sus propias opiniones. Ingvild considera imprescindible visitar los talleres de los artistas y conversar con ellos antes de comprar una pieza ; nunca compra en subastas ni en ferias. La coleccionista ha huido siempre de las corrientes dominantes y ha preferido concentrarse en aquellos artistas que trabajaban al margen y a los que la escena no presta atención. Ha apostado siempre por artistas jóvenes aún desconocidos y también por muchas mujeres.

Portrait der Kunstsammlerin Ingvild Goetz © 2009 Thomas Dashuber / Agentur Focus.Ingvild Goetz fue una de las escasas coleccionistas privadas que apoyaron de manera comprometida y continua el nuevo medio del vídeo arte. A lo largo de los años, Ingvild ha ido estableciendo una colección de media art que es ahora una de las más importantes del mundo y que debería mencionarse con el mismo respeto que la importante Colección Kramlich de San Francisco, que está dedicada exclusivamente al media art.

En 1993 encargó a los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron (arquitectos de la Tate Modern y de CaixaForum Madrid), por entonces casi dos desconocidos, la construcción de un museo privado para albergar su colección en Múnich. Cuando este abrió las puertas en 1993, la colección contaba apenas con trescientas obras.

En enero de 2014, Ingvild Goetz donó al Estado de Baviera 375 obras de vídeo arte junto con el edificio para exposiciones que construyeron Herzog & De Meuron. Ingvild ha desarrollado una gran labor filantrópica basada en el apoyo a los refugiados que vienen a Europa, la investigación sobre desórdenes alimenticios y también la ayuda a mejorar la vida de los monjes en los monasterios nepalíes.

TALLERES PARA FAMILIAS

Fundación Banco Santander, coincidiendo con la exposición, ha organizado visitas-taller para familias con niños de 6 a 12 años del 7 de marzo al 14 de junio, en horario de 11 a 13.30 h. Esta actividad consiste en una visita dirigida por un monitor que les ayudará a explorar y descubrir algunas de las obras de arte contemporáneo expuestas y un posterior taller, donde todos realizarán su propia obra de arte que se llevarán como recuerdo. Para reservas, actividadesfundacion@gruposantander.com
En su compromiso con la accesibilidad del arte, Fundación Banco Santander organiza también visitas para jóvenes con diversidad cognitiva en colaboración con la asociación Pedagogías Invisibles. Además, se organizarán visitas para colegios de la Comunidad de Madrid.

FICHA DE LA EXPOSICIÓN
ALL THE WORLD’S A STAGE. WORKS FROM THE GOETZ COLLECTION

ORGANIZA : Fundación Banco Santander
Colección Goetz
LUGAR : Sala de Arte Santander
Ciudad Grupo Santander, Boadilla del Monte (Madrid)
FECHAS:21 de febrero – 14 de junio 2015
COMISARIO : Karsten Löckemann


Voir en ligne : http://feedproxy.google.com/ r/Revi...